Conociendo la energía solar fotovoltaica

paneles_solaresComo hemos señalado en ocasiones anteriores, el sol es conocido como la única fuente inagotable de energía, a disposición de nuestro planeta. Es por eso que aprovechar la luz, el calor y las radiaciones que emite, para generar energía, ha sido de los descubrimientos más importantes de la ciencia.

En esta oportunidad nos enfocaremos en la energía solar fotovoltaica, que se trata de de convertir la energía emitida por el sol en energía eléctrica. A diferencia de la energía termosolar, que también se genera a partir del sol pero de su calor, la fotovoltaica se consigue aprovechando la luz.

Esta es un tipo de energía renovable ya que proviene de una fuente natural, la cual sigue generando materia prima para convertirla en energía, sin la necesidad de que el ser humano intervenga. Además, otra de las particularidades importantes es que se trata de una energía limpia, es decir que no genera emisiones contaminantes ni produce daños al medio ambiente.

Cómo se produce la energía solar fotovoltaica

energia_fotovoltaicaEl proceso mediante el cual se genera este tipo de energía consiste básicamente en recepcionar la luz del sol para luego convertirla en energía eléctrica capaz de ser usada en la cotidianidad de las personas.

Podemos apreciar los paneles que se dedican a generar esta energía en muchos lugares hoy en día. Por ejemplo hay muchos edificios que los están usando para abaratar costos de energía de los habitantes.

Esto paneles se forman por módulos los que a su vez están formados por células fotovoltaicas. Estas células se conforman por varias láminas de material semiconductor, recubiertas por un vidrio transparente que facilita el paso de la luz del sol y a su vez reduce la pérdida de calor.

La luz solar, compuesta por fotones, actúa sobre las células fotovoltaicas de la placa creando un campo de electricidad entre las capas. Esto genera un circuito eléctrico y cuanto más intensa sea la luz del sol, habrá un mayor flujo de electricidad. Sin embargo aún en días nublados, con la intensidad que se manifieste la luz, es posible generar energía.

Las células alojadas en el panel transforman la energía solar en electricidad en forma de corriente continua. Luego, es un aparato llamado inversor el que se encarga de transformar la corriente continua en corriente alterna, con las características que se requieren para que sea apta para ser inyectada en las red eléctrica que finalmente proveerá a las personas para el uso doméstico.

La corriente alterna producida, finalmente es pasada por un contador para ser cuantificada y desde allí es inyectada a la red general.

Este tipo de energía es muy favorable para los hogares en zonas rurales donde no es posible conectarse a una red eléctrica masiva. Se aprovecha al máximo las condiciones climáticas de la zona en que se encuentra la vivienda y, con una fuerte inversión inicial, es posible tener energía a costos mucho menores.

, , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Powered by WordPress. Designed by Woo Themes